Diario de una escritora. Capítulo 1

notebook-1895165_1920
Mi kit básico de escritora se parece bastante a este: taza de té (preferentemente), chocolate, libreta guarreada con notas y un lápiz o boli, lo que tenga a mano.

 

Hace mucho tiempo que no hablo de mi faceta de escritora, aunque si la practico bastante como se puede apreciar en la sección de relatos. A parte de esto, no hay novedades, sigo enfrascada en terminar una historia como sea, pero una que me guste y abarque algunos de los conocimientos que he ido adquiriendo a lo largo de mi vida, mitología celta, básicamente, sin llegar a la saturación, claro.

Encontrar mi propio estilo ha sido una labor ardua, me he tirado años y años buscándolo y odiándolo cada vez que asomaba por el documento del procesador de textos, odio que sea tan simplista, carezca de detalles y metáforas de esas que quitan el hipo. Me consuelo a mi misma pensado “bueno, no hay que dárselo todo masticado al lector ¿verdad? que use la imaginación” igual soy demasiado optimista, pero parece que en los relatos funciona y sigo esa misma línea.

Forzar el estilo es lo peor que se puede hacer, lo he comprobado tanto escribiendo como dibujando, (incluso con el blog) ambas deben ser actividades fluidas con las que disfrutar, de lo contrario todo sale fatal y cuesta el doble o el triple de terminar (si queréis empezar a escribir esta es la regla nº1 que debéis conocer, eso y que a escribir se aprende escribiendo).

Dicho, esto, por mucho que lo intentado a mi el método mapa no me funciona ni a la de tres y eso que estuve enfrascada durante un tiempo en él, pero es que no hay forma humana de avanzar porque me suena mecánico. Es decir, planteo la escena, pero luego cuando la escribo me chirría y no me convence, quizá también tenga que ver que intenté seguir una estructura de acción, o algo que se le parecía, en lugar de centrarme en los personajes y el worldbuiling, que es lo que me apetece en realidad, y como esto ya lo tengo interiorizado lo hago mejor dejándome llevar por la historia. Si tengo dudas la escucho y ella me dice por donde debo tirar. Voy al revés del mundo en este aspecto.

Por otra parte, me rondan por la cabeza un par de ideas alejadas de este mundillo, en una me gustaría explorar la mitología japonesa (y no sé si china también) y en la otra quería adentrarme en el tema de los superhéroes. El problema que tengo con la primera es que mi cabeza lo veo todo en anime ¿por qué? luego pienso “bueno, es mi historia, si me sale manganime da igual, ¿a lo mejor innovo y todo?” y así me consuelo, de la segunda no tengo nada todavía, solo unos esbozos de personajes.

Ahora como decía voy alternando los relatos con otras cosas mientras hago banco de ideas para los proyectos mencionados.

Anuncios

2 thoughts on “Diario de una escritora. Capítulo 1

  1. Opino que el estilo no es algo que se pueda buscar o crear, sino que se forma de manera natural a base de experiencia.
    También creo que no es algo que nosotros podamos ver, si no que es el lector el que puede apreciarlo.
    Y a mí el método mapa tampoco me va mucho, soy de brújula 🙂
    ¡Mucho ánimo con tus proyectos! 😉
    Un beso.

    Le gusta a 1 persona

    1. La verdad es que no lo había visto de esa forma, creo que se puede buscar y pulir, en mi caso al menos creo que ha sido así. Tampoco había pensado en que es algo que el lector puede apreciar mejor que nosotros, interesante.

      Bien, otra brújula, entre tanto mapa me sentía bicho raro.

      Gracias 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s