Descubriendo a Erin Hunter

Un día escuché hablar por casualidad de una saga llamada Los gatos guerreros en mi redes sociales, en concreto fue @Sparda quién me hizo el descubrimiento y aunque confieso que al principio me llamaron poderosamente la atención, quizá no lo suficiente para decidirme a indagar acerca de ellos en ese momento.

Tuvieron que pasar unos años hasta que encontré la saga en formato físico y al alcance de mi mano, vivo en una ciudad no muy grande que digamos con escasas librerías y grandes superficies donde solo llegan las novedades y los best sellers, si tengo suerte, este es mi drama de lectora.

A pesar de que la faja colocada en las novelas que pertenecen a Los gatos guerreros proclame que se trata de la serie que triunfa en todo el mundo apenas hay una difusión como existe con otras novelas de temática juvenil, la mayoría de ellas.

La primera entrega que ha llegado a mis manos ha sido Claro de Luna, el segundo tomo de la serie La Nueva Profecía, quizá no sea el mejor forma de empezar, pero ha sido una primera toma de contacto que me ha enamorado de principio a fin y es por eso que he adoptado a Erin Hunter.

Por eso y por otros motivos:

• El primero darla a conocer, obvio, para que las editoriales se animen a publicar el resto de series de Los gatos guerreros, así como las dedicadas a otros animales.

• El segundo por los valores que transmite: amistad, lealtad, valor y amor por la naturaleza, un tema poco tratado en la literatura juvenil mainstream actual.

• El trasfondo fantástico que impregna las andanzas de Los gatos guerreros. La fantasía siempre es un buen motivo y en estas novelas está presente a lo largo de la historia.

• El universo creado para Los gatos guereros: Tienen su propia jerarquía, código e incluso religión, o algo que se le parece.

• Los protagonistas principales son gatos y no solo los hay de todos los colores y tamaños, cada uno tiene su propia personalidad definida, además de una función dentro del clan.

Y sin más dilación paso a hablaros un poco de mi autora adoptada para la iniciativa @AdoptaUnaAutora.

¿Quién es Erin Hunter?

VictoriaHolmes
Victoria Holmes, la editora.

En realidad se trata de un pseudónimo bajo el que se esconden nada más y nada menos que ¡seis autoras! y una editora sus nombres son: Victoria Holmes (nacida en Berkshire, Reino Unido) , Cherith Baldry, Kate Cary (nacida en Inglaterra, Reino Unido), Tui Sutherland (nacida en Caracas, Venezuela), Gillian Philip, Inbali Iserles y Rosie Best, todas ellas amantes de los animales, en especial de los gatos y los perros.

Tui Sutherland e Inabli Iserles tienen sus respectivos proyectos independientes, también de género juvenil entre los que destacan las novelas del universo expandido de Piratas del Caribe (2007-2008) de Tui Sutherland y la saga Foxcraft (2015) de Inabli Iserles.

Victoria Holmes, la editora, es la cabeza visible de las series de Warriors (Los gatos guerreros).

Aquí se pueden leer sus respectivas biografías en inglés, por si tenéis curiosidad de saber más.

Los gatos guerreros. Sagas

En España solo hay traducidas dos sagas: Los cuatro clanes (2003-2004) y La nueva profecía (2005-2007), pero esto es solo el principio porque hay publicadas cuatro sagas más en inglés: El poder de tres (2007-2009), El presagio de las estrellas (2009-2012), El amanecer de los clanes (2013-2015) y Una visión de sombras (2016-2017).

Eso sin contar las guías y los mangas, sí, también los hay. Además de las historias cortas independientes.

Por otra parte, se está preparando una película sobre Los gatos guerreros de la que poco se sabe todavía.

Nos vemos en la siguiente entrega de @AdoptaUnaAutora con la reseña de Claro de Luna, La Nueva Profecía. Dejo un aperitivo aquí bajo:

animal-1869339_1920 (1)
Este rubio podría ser Estrella de Fuego

Diario de una escritora. Capítulo 5

bicycle-788733_1920
La primavera trae cambios

No es que tenga muchas novedades que contar solo me apetecía escribir un poco en el blog porque me aclara un poco las ideas, eso y que algo tendré que hacer hasta que empiece el capítulo semanal de Doctor Who.

Hoy podría hablar de cambios, insertar canción Changes de David Bowie aquí, para empezar he reformado el blog, lo que me ha dejado porque wordpress también me trolea a veces y no he podido hacer lo que quería hacer en un principio, quería agrupar las pestañas de relatos en una sola y crear una nueva para los random, pero como ha sido imposible encontrar el botón mágico al final lo he metido todo en la pestaña de Miscelánea, no sé si será más caos, pero conociéndome con los cambios que hago y lo mal que me llevo con la interfaz a veces será más práctico para mí.

Por cierto, he decidido dejar aparcados los retos de relatos definitivamente, lo cual no quiere decir que picotee de vez en cuando, voy a seguir escribiendo relatos y microrrelatos,…en fin, ficción breve, supongo para darle vidilla al blog y la gente conozca como escribo y me tire tomatazos o dinero porque además incluiré el botón de mi ko-fi: Buy Me a Coffee en cada uno de ellos.

Tengo la cuenta hace unos meses y lo incluí en la barra lateral, pero parece que ahí no tiene mucha visibilidad así que voy a dar algún aliciente para las donaciones, espero que os gusten los relatos.

Esto por un lado, por otro, el otro día se me ocurrió la feliz idea de reciclar mis viejos relatos para autopublicarlos un día de estos, y de paso maquetar algo porque en el fondo lo echo de menos.

En un principio elegí tres que me gustaban: uno era una versión de Caperucita roja, otro era un relato sobre una sirena que publiqué en INARI y el último era sobre un aprendiz de mago y su maestro; los dos primeros los descarté, el de Caperucita por gore, de pronto me he iluminado y he decidido no escribir historias violentas y esta lo era, así que la he borrado de Wattpad además. De hecho si puedo tiraré por el tono juvenil a partir de ahora sin perder de vista la ambientación fantástica y de ciencia ficción, vale, no puedo prometer cero muertes ni tampoco historias completamente blancas, entre otras cosas porque soy brújula y la trama me puede llevar por caminos insospechados.

Respecto a la historia de la sirena llevo tiempo queriendo transformarla en la de una silke y cambiar ese horrible final por otro más amable, pero todavía no he dado con el clic que necesito, así que se queda en el cajón.

Así pues, solo me queda la de los magos.

Hace tiempo que quiero meterle mano, más desde que me di cuenta de no aparecía ni un solo personaje femenino en el relato, por aquel entonces, hace no mucho, me gustaba la idea de meterme en la mente de los personajes masculinos y no me daba cuenta de la importancia de la presencia femenina en las historias, parece una tontería, pero no lo es: soy de las que ha tomado los personajes masculinos como sinónimo de gente durante mucho tiempo sin darme cuenta de la necesidad de crear femeninos en los géneros que escribo, además no suelo escribir badass, creo que nunca he escrito un personaje así, la única excepción que recuerdo fue aquella vez intenté hacerme una guerrera sanguinaria en un rol y fue un desastre total.

Pero me estoy yendo por las ramas ¿verdad? el caso es que quería rectificar, ampliar y bueno, empecé a hacer tormenta de ideas y terminado con un inicio de worldbuiling ambientado en una Venecia renacentista por clamor popular, tenía dudas entre medieval y renacentista, así que hice una encuesta y parece hubo consenso entre mis seguidores de twitter por la última.

Ahora verás las risas cuando me toque documentarme en profundidad, aunque seguirá siendo un universo inventado, y creo que ya he contado demasiado sobre este proyecto que está en fase semilla todavía.

Mi intención es alternarlo con la escritura de Cosa primavera y así conseguir terminarlo porque está visto que si no me oxigeno por otro lado se me hace pesado y no hay forma humana de acabar una novela, aunque tenga intención de que sea corta.

En fin, hasta aquí las escasas novedades, me voy a ver Doctor Who y a seguir escribiendo un rato Cosa primavera, mi próxima meta es llegar a las 3.000 palabras.

Dragón

17632440_10155119142229330_9001824104183930615_o

Lili vivía en una casa corriente, tenía dos plantas: la baja estaba dedicada a las tareas domésticas, la segunda a dormir y al ocio, una hormiga necesitaba descansar de vez en cuando. Lo que no imaginaba Lili es que un día el dragón la escogería  para llevar a cabo una importante labor: dar color a los sueños ¿se podía pedir más? seguramente no.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com