Acquaforte. Paz Alonso

aquaforteportada
Un viaje a una Venecia reimaginada repleta de enigmas por resolver

Cada atardecer las campanas de Venecia advierten a sus habitantes del inicio del toque de queda: la noche pertenece a las sombras de la laguna, a los ingenios de las historias de terror. Con la oscuridad los venecianos encienden las lámparas de los salones e ignoran las calles desiertas en fiestas que duran hasta el amanecer. Beate Varese pertenece a las aiunteri, la orden que organiza los banquetes y bailes del palacio real. Como buena veneciana ha sabido darle la espalda a la bruma y al hielo toda su vida, hasta que de repente, días antes del baile más importante del año, es la bruma quien sale a buscarla…

Lo mejor

El viaje a una Venecia reimaginada salpicada con un misterio oculto en el interior de la laguna, la ambientación y la prosa impecable de la autora, ha sido una delicia leerla.

Lo peor

Creo que la estructura de la trama habría necesitado una revisión, ya que es bastante irregular y en ocasiones se pierde el foco del tema central de la historia. Por otro lado, al principio le cuesta arrancar y el final se precipita en los últimos capítulos.

Conclusión

Acquaforte es novela de ambientación original que se disfruta a cada página gracias al estilo de Paz.

Lecturas conjuntas de junio

Solo me he apuntado a una Lectura Conjunta desde que ando por las redes sociales y la recuerdo como una experiencia fue gratificante, así pues me apetecía repetir, pero no encontraba el momento apropiado, entre unas cosas y otras, la vida.

Pero el verano está a la vuelta de la esquina y creo que junio puede ser un buen mes para retomarlas con calma. De hecho, hay dos Lecturas conjuntas que me interesan en un principio, a la primera voy de cabeza porque es una novela que tengo pendiente desde hace ya tiempo, la segunda la dejaré en interrogante, si consigo terminar la primera me uniré, sino, pues no pasa nada, la dejaré para otra ocasión.

Son las siguientes:

aquaforteportadaAcquaforte. Paz Alonso

Cada atardecer las campanas de Venecia advierten a sus habitantes del inicio del toque de queda: la noche pertenece a las sombras de la laguna, a los ingenios de las historias de terror. Con la oscuridad los venecianos encienden las lámparas de los salones e ignoran las calles desiertas en fiestas que duran hasta el amanecer. Beate Varese pertenece a las aiunteri, la orden que organiza los banquetes y bailes del palacio real. Como buena veneciana ha sabido darle la espalda a la bruma y al hielo toda su vida, hasta que de repente, días antes del baile más importante del año, es la bruma quien sale a buscarla…

Steampunk ambientado en Venecia, no necesito saber más.

Esta Lectura Conjunta está organizada por La ventana encendida, encontraréis más información en su blog.

InquilinosGR

Inquilinos. Alicia Pérez Gil

Vampiros, fantasmas, monstruos marinos, zombies y, sobre todo, un trasfondo de realidad que es de donde se deriva el miedo.

Historias inquietantes, malvadas, distintas, que quizá no te quiten el sueño, pero que tampoco te dejarán indiferente.

El terror y yo no nos llevamos muy bien, la verdad, por un lado siento curiosidad hacia algunos subgéneros, por otro me escondo debajo de las sábanas porque me sugestiono con facilidad.

Quizá va siendo hora de darle otra oportunidad, si sobreviví a los relatos de Gabriella Campbell a lo mejor lo hago con estos, no sé, hay vampiros, eso ya es un punto.

La Lectura Conjunta la organizan La nave invisible junto a Adopta una autora, para obtener más información podéis visitar sus respectivos blogs.

Yabarí. Lola Robles

¿Qué ocultan las Zonas blancas de Yabarí?

Sospecho que ahora mismo me enfrento a otra reseña complicada de escribir, pero oye siempre me han gustado los retos.

La primera dificultad a la que me enfrento es que se trata de otra novela corta (o novelette) sí, lo sé, me encanta leerlas, pero a la hora de plasmar una opinión cuesta, la siguiente es que no me ha gustado tanto como esperaba, es decir, el tema central de la historia me ha encantado, eso sí, la protagonista también.

Sin embargo, el desarrollo del worldbuiling se me ha quedado corto, vale, es una novelette y debería saber a lo que venía, aún así me pirra descubrir detalles acerca de mundos ficticios y aquí me he quedado con ganas de conocer un poco más a los habitantes de Yabarí y la explotación a la que se enfrentan, ya que también se habla de ella de forma superficial: en este aspecto me ha recordado a la película Avatar de James Cameron, aunque en Yabarí, lejos de encontrarnos con un planeta más o menos amable es un entorno cruel y está salpicado por leyendas locales que hacen presagiar que solo hemos visto la punta del iceberg, aquí he agradecido que la sangre no me salpicara demasiado, ya que las descripciones no son profundas.

Por otra parte, he tenido la sensación de que la narración está resumida, cosas del limite de palabras, supongo. Además, me he quedado con las mismas dudas con las que empecé respecto al misterio central de la historia, claro que esto no lo puedo considerar como algo negativo, pues creo que a veces es positivo dejar que el lector se monte sus propias teorías, aunque ¡yo quería saber más!

Otro punto a favor es que Yabarí es que es el tipo de eco-lit que buscaba, al menos se aproxima al concepto que tengo de este tema de la ciencia ficción y no tiene ninguna complicación de lectura porque no hay términos científicos que se nos puedan atragantar a los que no estamos familiarizados con ellos, así pues, podría ser una novela perfecta para adentrarse en este fascinante género.