Libros: papel vs digital

book-2135769_1920
Libros everywhere

Hace ya la tira de años hice un curso de diseño gráfico en cual la profesora nos anunció la futura llegada de la tinta digital, un invento que iba suponer una revolución en nuestras vidas. Sin embargo, su acertada teoría era que las publicaciones papel nunca desaparecería del todo porque somos unos fetichistas del mismo, me incluyo en este grupo.

No obstante, si lo analizo a efectos prácticos la edición digital gana por goleada, desde mi punto de vista, ya que sus principales ventajas son:

  • Puedes acumular cientos de documentos en un dispositivo digital sin apenas preocuparte por el espacio.
  • Es una opción ecológica. Los bosques respiran felices.
  • Es más económico que la edición de papel. Aunque aquí tengo que matizar bastante, puesto que si se trata de novelas publicadas por editoriales pequeñas y/o medianas y por autopublicados el precio no suele superar los 3€

Los grandes grupos por el contrario (y alguna editorial mediana) se empeñan en ponerlos a precio de libro de bolsillo, alrededor de 10€ y así pues no se va a ninguna parte. Y bueno, aquí podría enrollarme un poco, en teoría en el proceso de edición digital solo deberían intervenir el diseñador gráfico/maquetista/ilustrador y el corrector, los costes de imprenta y de distribución nos los ahorramos por lo que no habría problema en ponerlos a 3€

  • Otra de las ventajas es las ofertas de la plataforma Lektu, además de las ofertas puntuales de descarga gratuita, dispone de otras interesantes cómo el pago social, donde pagas con un tuit o un mensaje en Facebook y hay Bundles (packs) para todos los gustos.

En resumidas cuentas, creo que otra de sus ventajas es que puedes descubrir nuevas voces literarias patrias sin arruinarte.

Las únicas ventajas que le veo al papel es el tacto y poder usar maracapáginas bonitos. La falta de espacio es un factor importante, de todos modos si dispusiera de él sería la primera en montarme una biblioteca particular con clásicos victorianos, obras de Shakespeare y alguna que otra obra actual que me ha gustado lo suficiente como para tenerla en papel.

Luego están los Artbooks, novelas gráficas,…de estos haría buena una selección si pudiera.

Diría que el libro físico lleva camino de convertirse en un objeto de fetichismo, pero las estanterías rebosantes de novedades de los booktubers me dicen lo contrario, quizá convivan así durante años para que el lector pueda escoger su opción preferida, quién sabe.

 

El despertar de las razas. Raquel Laforet

Maravillosa ilustración de portada realizada por Amaya Díaz

Esta novela fue un regalo de cumpleaños de mis amigos y es a día de hoy una de las escasas lecturas juveniles que han caído en mis manos en la última década, por lo general me cuesta entrar en este subgénero (o cómo queráis llamarlo) por lo que se ha convertido a raíz de obras como pueden ser Crepúsculo de Stephenie Meyer (sí, vampiros con purpurina, os culpo a vosotros). Con El despertar de las razas, Raquel Laforet se va a las antípodas de la literatura juvenil actual y recupera la fascinación por los descubrimientos y la magia, además de la fantasía y los dragones, entre otras criaturas que el lector amará seguro.

 

 

Trama 

El título de la novela no miente, la trama gira entorno a un nuevo despertar de las razas, unas razas antiguas que unos despertadores escogidos por bosques, océanos, ríos y montañas deben revivir cada cierto tiempo, aunque estos no son siempre los mismos y no todas las razas tienen la oportunidad de hacerlo y además sobrevivir al último despertar.

Al principio le cuesta arrancar, ya que va presentado a algunos de los personajes principales y sus respectivas razas, el nudo se hace bastante entretenido y al final parece que le cuesta retomar el hilo inicial, o esa es la impresión que me ha dado; aparte, me he quedado con ganas de saber más cosas cómo la reacción de los humanos, los posibles conflictos entre serpientes y baudimes, dragones y derios,…y las sirenas que apenas aparecen en un par de capítulos, pero supongo que abarca suficientes criaturas y la mayoría son mitología propia de la autora.

Cómo está escrita

Cada capítulo está relatado desde el punto de vista de un personaje distinto, por lo general es el de los despertadores, pero también los hay desde el de los derios, además hay algún que otro capítulo con flashbacks que rememoran los anteriores despertares. Como decía en el primer apartado, a la historia le cuesta arrancar un poco al principio y se puede convertir en una lectura lenta, de hecho la acción es anecdótica, así que si alguien la busca saldrá decepcionado. Diría que es más bien un recorrido por las distintas razas y las leyendas que hay entorno a ellas.

Por otra parte, las descripciones son una delicia.

Personajes

Reconozco que soy un desastre para recordar nombres de personajes, debería haberme hecho un esquema con cada uno de ellos y sus correspondientes razas. Solo puedo decir que la mayoría a penas están perfilados, bueno, en realidad sus características se explican a través de sus aventuras en busca de ejemplares, aunque en ocasiones es bastante superficial.

Y hay magos.

Quizá se deba a que es la primera a quién se nos presenta, pero conectas enseguida con Mina y sus dragones.

Lo que más me ha gustado

Creo que lo que más me ha gustado ha sido que sea una novela que se nutre de leyendas, es algo que me fascina, confieso. Además he agradecido el ritmo pausado, no todo va a ser acción en este mundo.

Lo que menos me ha gustado

Ya me he adelantado arriba sobre los posibles fallos que le veo desde mi subjetivo punto de vista y aparte de esto creo que la trama habría quedado un poco mejor si tuviera el núcleo de la trama mejor fijado, es decir, hasta por lo menos la mitad de la novela no sabes a qué llevará esto exactamente y el final se diluye en cierta medida.

Poco más.

Conclusión

Es una novela juvenil llena de magia y leyendas perfecta para pasar un buen rato; recomendada a aquellos que todavía creen en los dragones, derios, serpientes, ninfas, náyades, ailas y baudimes.

 

Resumen del mes (1)

Como últimamente me da pereza escribir reseñas/comentarios en el blog de lo que veo, leo y hago, se me ha ocurrido la brillante idea de hacer resúmenes cada cierto tiempo, en un principio será del mes puesto que estoy pasando por una racha de sequía de series y tampoco veo tantas películas.

En lo que respecta a la lectura siempre he sido lenta, salvo alguna excepción, claro.

Dicho esto, comencemos con lo que dio de si el mes de enero:

Sherlock BBC (temporada 4)

The Baker street boys

Sherlock es la serie de los hiatus eternos por excelencia, cada temporada se estrena cada dos o tres años, tiene solo tres capítulos (con una duración aproximada de una película y después toca volver a esperar hasta la siguiente por tiempo indefinido.

Los motivos son las apretadas agendas de los actores protagonistas: Benedict Cumberbatch y Martin Freeman (fichados ambos por Marvel, por si fuera poco), además los showrunners  compaginan esta serie con Doctor Who y otros proyectos como es el caso de Mark Gatiss.

No sé si será debido a los compromisos mencionados, pero en mi opinión Sherlock fue en declive a partir de la tercera temporada, otra posible opción que se me ocurre es que tal vez Moffat ha sacado a relucir cada uno de los elementos a los que ya nos tiene acostumbrados a los whovians.

Yo creía que en Sherlock no se le podía ir tanto la cabeza porque no tiene una TARDIS con la que jugar, inocente de mí, solo necesita tener al famoso detective drogado para dar rienda suelta a sus moffatadas y si no me convencen en Doctor Who que es mi serie favorita en Sherlock menos todavía.

Quizá lo único salvable, siempre desde mi punto de vista subjetivo, ha sido el plot twist que se ha marcado con la historia del perro de los Holmes. Ha sido completamente inesperado, desde luego.

Dicho esto, si la serie continua no la seguiré viendo. Ahora no me tiréis tomatazos los fans de Moffat, por favor, que ya nos conocemos.

Dirk Gently (temporada 1)

Todo está conectado

 

Y de una serie de detectives a otra, no sé qué me pasa a mi con este tipo de series, pero me terminan enganchando, eso que tampoco me considero fan de ellas. En fin, el caso es que estaba por Netflix y debido al hype la he terminado viendo en varios fines de semana.

De Dirk Gently solo sabía que la había definido como rara, lo que nadie me había dicho (y descubrí en los créditos) es que está basada en una serie de novelas Douglas Adams (autor de La guía del autoestopista galáctico, dato: vi la película y me encantó, y guionista de la serie clásica de Doctor Who), así que solo con esto ya tenía un minipunto para mí.

No esperaba nada, pero me he encontrado con una serie entretenida que mezcla la trama de detectives con los viajes en el tiempo y coquetea con el Teslapunk (artefactos retro que usan la electricidad como fuente de energía), al menos en la primera temporada y espero que la renueven porque han dejado varias incógnitas por resolver.

Creo que aparte de la trama, lo que más me ha gustado ha sido el desarrollo de los personajes, la evolución de cada uno de ellos es brutal, destacaría la de Bart, aunque todos merecen mucho la pena.

Choque de reyes. G.R.R Martin

La portada spoiler de Corominas

Leí la primera parte hace mucho tiempo, la tenía por ahí en edición bolsillo, pero no animaba a continuar hasta que me la prestaron. Entonces pensé en dividirme la novela en varias partes para poder leer intercalando otras lecturas (son más de 800 páginas y yo quería un poco de variedad).

Con Choque de reyes he tenido altibajos, al principio me costó arrancar porque el estilo de Martin me parecía enrevesado con los constantes flashbacks (durante los últimos años he leído más historias de cronología lineal que de estas), además hay capazos de nombres de gente random (sirvientes, cortesanos, caballeros,…) y menciones al menú que toman los personajes en prácticamente cada capítulo (en realidad esto no me ha disgustado, ha sido chocante, es algo que define el clima y la posición social de los personajes, Cersei se ponía fina, por ejemplo).

Con la segunda parte fui mejor, la trama se animó un poco y en último tercio ya le pillé el truco y se me hizo el más llevadero.

Creo que no es necesario hablar de esta saga, así que me limitaré a decir que por mi parte la dejaré aquí, puesto que quiero leer otras novelas y ya sigo la serie (ya, ya sé que en las novelas cuentan más cosas, pero me quedo con lo segundo que además le queda poco para terminar).

Lo peor para mi es la cantidad de personajes que hay, normal que se haga lento y que mate tanto. Lo mejor es el trasfondo, el worldbuiling de toda la vida, se nota que está currado y que hay oficio detrás.

Team Sansa. The winter is coming