Retos 2018

young-cat-2973929_1280

Un año más.

 

El año pasado me dije a mi misma que no pensaba hacer ninguno en 2018.

Me mentí.

Para empezar voy a seguir haciendo el reto lector de Goodreads, para seguir con la tradición. Este año he puesto solo 8 libros con la esperanza de aumentar la cifra conforme vaya avanzando, si el tiempo me lo permite, con suerte entre relatos y novelas cortas lo supero con facilidad. Por supuesto, este reto incluye leer más autoras y si tengo ocasión indagaré en diversos géneros, parece que ahora llevo una racha de leer ciencia ficción, no sé como me las he apañado, aún así, por lo general, me está gustando lo que encuentro en este terreno.

El segundo reto al que estoy apuntada es el de #365DDibujando de Celia Añó, en su versión corta porque sé que no me va dar la vida para sentarme a dibujar como es debido, aunque sean cuatro rayas tontas.

Podréis cotillear mis dibujines en Instagram y en Twitter  (aquí).

El año pasado ya probé a hacer algo parecido y a pesar de que no llegué a la meta aprendí bastante. Si consigo que me salgan cosas decentes abriré una galería en el blog y subiré alguno también a mi cuenta de Buy Me a Coffee para que me déis dineritos, pero esto ya es suponer mucho, lo primordial es hacer el reto.

En cuanto a la escritura, ains, aquí sí que no voy a poder hacer ningún reto aunque quiera, ya que si lo necesito tiempo para hacer un garabato para escribir un relato todavía más y voy andar escasa de esto este año.

Sin embargo, si abren alguna convocatoria de relatos en verano quizá me anime a enviar algo y ya está, ahora mismo ando dando vueltas a ver qué narices que pasa para no poder acabar una historia, si hay novedades al respecto ¿gritaré por las redes sociales?

Por último, y no por ello menos importante, mi principal reto de este año será aprobar las asignaturas del CFGM donde me he metido, para los curiosos se trata del de Técnico en Farmacia y Parafarmacia, es bastante denso y el principal motivo por el que ando medio desaparecida de las redes sociales y del blog.

No puedo prometer nada el respecto, pero actualizaré lo que me permitan las vacaciones (y la inspiración). Me gustaría seguir con las reseñas, mitología,…y cualquier cosa que se me ocurra.

Y vosotros ¿haréis algún reto de lectura, escritura o dibujo en 2018 ? contadme.

Anuncios

Tag de la mascota: Luna

Reaparezco por estos lares después de unos cuantos meses con el tag de la mascota porque me apetece hablaros de Luna, Luni o catxorreta: mi perrita.

 

 

Luna llegó a mi familia hace un par de Nochebuenas.

Fue una perra buscada, lo admito, ya que por aquel entonces queríamos adoptar un perro o gato (o ambos, como ha pasado al final) como única condición pusimos que fuese de tamaño pequeño. La raza no importaba.

Así pues, la búsqueda se redujo y también se complicó, ya que no es fácil encontrar perros de raza (o mestizos) en adopción (al menos en mi zona). No obstante, encontremos a Luna mediante contactos particulares.

Como decía, Luna llegó por Nochebuena: tenía un mes y medio, era una bolita suave, tragona y un poco miedosa, recuerdo que al principio no quería pisar el parquet del pasillo.

Esa noche durmió conmigo en mi habitación y las siguientes semanas también hasta que se acostumbró a su nueva casa y fue cogiendo confianza (unas cuantas zapatillas sufrieron por el camino).

Pronto nos dimos cuenta de que era una perra bastante nerviosa, así que nos tocó educarla un poco, por suerte, cuando cumplió los seis meses se relajó y aunque todavía sigue teniendo sus cosas, no son nada graves.

En cuanto a su alimentación, la verdad es que también nos ha costado encontrar un pienso que le guste y le siente bien: por ejemplo, el Affinity (que es el que nos recomendó el veterinario cuando era cachorrita) la ponía más nerviosa todavía y el Royal Canin normal la engordaba, de hecho Luna tiene cierta tendencia a engordar, a pesar de que no come grandes cantidades de comida.

Después de esto probemos con unas cuantas marcas, la mayoría de piensos naturales como Gosbi, pero no hubo suerte, no le gustaban porque el grano era demasiado grande.

Por cierto, aprovecho la ocasión para pedir a los fabricantes de pienso que hagan muestras de sus productos, ya que a veces cuesta dar con el que le guste a tu amiga, los sacos que se dejaba a medias los donemos a la protectora local a través de una conocida que es voluntaria.

De momento, el que le gusta es NutriBest Light de Picart, junto a este pienso sus comidas preferidas son: la paella de arroz con pollo, los garbanzos del cocido, el salmón, el jamón de pavo,…y básicamente cualquier cosa que sea carne o pescado.

Por último, añadir que Luna ha traído alegría a nuestra familia y mucho amor.

¡Feliz Yule a todos!

Resumen del verano

fox-2530225_1920

Los zorros también son cuquis

Lo sé, no tengo perdón: dejé el blog abandonado durante este verano sin avisar ni nada, en mi defensa diré que el calor me dejó sin ganas de actualizar, vale, un excusa tonta.

No importa, ya he vuelto, me gustaría decir que con las pilas cargadas, sin embargo, no estoy segura de ello, ya que durante este nuevo curso que comienza tendré que reorganizar mis horarios y priorizar entre escribir, dibujar, leer o actualizar el blog con el tiempo disponible.

Aún así, me gustaría mantener activas las secciones de reseñas, relatos y mitología (esa sección que empecé un día y jamás se supo).

Dicho esto; ¿Alguien recuerda que hice mi primer CampNaNo en julio? pues bien, no solo me apunté a lo loco, si no que también lo gané también a lo loco. Al principio me puse como meta X número de páginas, pero como me conozco y sabía que me iba a resultar complicado de llegar al final lo cambié por horas y voilá: se obró la magia.

Camp-2017-Winner-Facebook-Cover

Aquí la prueba

El problema es que todavía no he terminado la historia y no sé cuando lo haré, de momento prefiero no mirar el número de palabras hasta que avance un poco más en la escritura del primer borrador: me gustaría llegar hasta al menos las 20.000 palabras, pero claro…

Por otro lado, las musas han sido bastante generosas conmigo en los últimos meses y tengo el cajón lleno de ideas todavía en fase semilla, lo cierto es que algunas las moldeo según me apetece y ahora mismo me he dado cuenta de que estoy un poco harta de leer historias de batallas, asesinatos, muerte y destrucción, quiero escribir cosas amables, no sé si bonitas, pero se intentará ya que tengo lo anterior demasiado interiorizado y todavía forma parte de mis lecturas.

Creo que me he ido reconstruyendo poco a poco a lo largo del último año y quiero reflejarlo en mis historias, es curioso porque también me siento más cómoda y yo misma así.

Última hora: he vuelto a los foros, nos vemos también en Encontrarás dragones